Por José Ramón Quesada

¡Qué pena de partido!

El Sanitas Alcobendas Rugby D ha caído por la mínima en su visita al Atlético Rugby-Rivas 20-19.

Se ve que las dos semanas preparando este partido no se aprovecharon convenientemente, porque hemos vuelto a dejar escapar unos puntos que teníamos en la mano.

Para empezar, y como va siendo costumbre, salimos desconcertados y dejamos que nos arrinconaran en los primeros minutos. Sabíamos que tenían una delantera poderosa y lo demostraron en la primera melé que tuvieron, empujándonos hasta conseguir la marca. Solo era el minuto 3 y ya íbamos 5-0 abajo.

Nos recompusimos bien del golpe y le dimos la vuelta al juego, el resto del primer tiempo lo jugaríamos en su mitad del campo, aprovechando nuestra superioridad en las touches y el viento a favor. Con algunos cambios de posición, conseguimos asegurar nuestras meles, pero tardamos demasiado en hacer valer ese dominio del terreno. Fue en el minuto 31 cuando Ripoll se marchó por el centro y lograba empatar el partido. Fafi convertía para ponernos por delante.

Seguimos apretando, ahora con la moral de nuestro lado, pero ya íbamos viendo que nos empeñábamos en jugar a lo suyo. Con un equipo tan pesado enfrente, habría que haberles hecho correr, pero íbamos al bulto constantemente. En ese juego ellos estaban cómodos y nosotros íbamos acumulando golpes de castigo en contra, hasta un total de 8 mientras que ellos solo cometerían 4. Aún así, lograríamos un nuevo ensayo justo en la última jugada, por medio de Cobaya. No íbamos al descanso 5-12.

Al regresar, habíamos perdido el ritmo y de nuevo nos ganaron la espalda para apretar el marcador. Su segundo ensayo solo tardó 4 minutos. 10-12 y a comenzar de nuevo. Pero no fue igual. Pese a jugar 10 minutos en superioridad, no pudimos aprovecharla. Se nos caían los balones de manera incomprensible, lo que les permitía jugar melés que siempre ganaron. En esta mitad tuvieron 10 a favor, y nosotros solo una.

Justo tras recuperar al jugador expulsado, conseguía Velasco nuestro tercer ensayo, que Fafi volvería a transformar. El 10-19 con quince minutos por delante debiera habernos dado tranquilidad, pero no iba a ser así.

La superioridad de la delantera del Atlético-Rivas se fue imponiendo, jugando en nuestro campo y acumulando un ruck tras otro nos hicieron retroceder y, en el intento de recuperar balones, volvimos a cometer muchas faltas, diez golpes en contra en esta mitad por uno a favor. Son demasiados balones cedidos.

Y así nos pasó, dejamos que se lo creyeran y nos ensayaron dos veces más. La última, a falta de un minuto, les ponía por delante con 20-19. Teníamos que intentarlo, había que mantener el balón y jugar continuo, pero se tomó la decisión errónea lo que permitió que ganaran el oval y lo tiraran fuera para cerrar el partido.

Nos vamos a la pausa navideña con los deberes pendientes. De haber ganado, seríamos 6º con cuatro puntos sobre el corte del descenso y habríamos dejado atrás a nuestro rival de hoy. Con este resultado les damos vida, nos situamos 8º en la tabla, pero empatados con los dos que nos siguen. Nos quedan dos partidos en esta primera fase y son dos finales. Hay ahora cuatro semanas para el primero de ellos, y aunque sean fechas festivas, habrá que sacar tiempo para prepararlos bien.

Felices Fiestas a todos.