Por José Ramón Quesada

El Sanitas Alcobendas Rugby D ha vencido en su visita al San Isidro BMW Auto premier por un claro 24-46, en la última jornada de la primera fase.

Las cuentas eran claras: había que ganar, de no hacerlo nos condenábamos a la fase de descenso a segunda B. El rival tampoco estaba a salvo, pero lo tenía más fácil, le bastaba obtener un bonus para salvarse. La trascendencia del choque alentó la presencia de los nuestros y casi completamos la convocatoria.

Tras un tibio calentamiento, los capos del vestuario cambiaron la actitud del grupo con la arenga del capitán en el vestuario y, como la semana pasada, salimos muy enchufados al partido, fruto de ello tardamos solo dos minutos en alcanzar su marca por medio de Velasco que seguía mostrándonos el camino. 0-5

Siguió a esto una fase más igualada, porque el San Isidro no quería quedarse atrás y empezó a empujarnos. Tras varios intentos en nuestro campo supieron aprovechar un error nuestro para ensayar y ponerse por delante en el marcador  en el minuto 12. 7-5

Había que volver a empezar y allá que fuimos. Nuevamente ocupamos el campo apoyándonos en nuestra superioridad en las touches y paulatinamente fuimos abriendo  brecha en el marcado casi con naturalidad, con tres ensayos en los minutos 23, 30 y 31 marcados por Iván Zorita, Velasco y Cholas, que nos aseguraban el bonus antes del descanso y nos daban algo de tranquilidad. Por desgracia no pudimos transformar ninguno, por lo que la ventaja en el marcador no era tan clara como en el campo. 7-20

Y menos aún cuando cometimos un nuevo error en la recepción sobre nuestra línea de marca, golpe en contra con amarilla para Cholas. El San Isidro empezó a acumular fases de pick and go hacia los palos hasta conseguir marcar y ponerse muy cerca en el marcador 14-20.

A ese golpe respondimos como se debe, devolviéndolo. Alex se coló para lograr el quinto ensayo granate y facilitar la patada de Romi que cerró el marcador al descanso en 14-27.

El segundo tiempo cambiaría en algunos aspectos, jugamos más juntos que en el primero, empezamos a dominar las melés, hasta ahora igualadas, pero desperdiciamos varias touches. Pese a ello el resultado fue similar. Diez minutos tardamos en volver a ver a Alex en la marca contraria y a Romi transformando de nuevo para el 14-34 que parecía decantar el partido, ya que todo este tiempo se jugó en su campo.

Pero con los cambios, nos desajustamos un poco y eso dio alas al San Isidro que enlazó dos ensayo en los minutos 18 y 22, acercándose hasta 24-34. Habían conseguido el bonus que les hacía falta. Quizá por eso, y también porque respondimos de inmediato con un nuevo ensayo, éste de Javi de las Heras, también transformado por Romi, (minuto 65 24-41) pareció que se conformaran. Apenas volvieron a pisar nuestro campo. 

En los quince minutos finales, hubo mucho juego en el centro, muchos agrupamientos con robo de balón sucesivos, lo que hizo que el reloj corriera a nuestro favor. Por si había alguna duda, Alfonso se encargó de cerrar el marcador con el octavo ensayo del día 24-46.

Un resultado que dejó contentos a todos, excepto al espía que había enviado Tres Cantos, que se lamentaba de que su partido ya no contara para nada.  

Para Sanitas Alcobendas Rugby supone un salto en la tabla hasta el 6º puesto, la confirmación de que seguiremos en 2ª A y una victoria con valor doble, ya que en la segunda vuelta valen los resultados de la primera, por lo que empezaremos con 15 puntos, los conseguidos frente a Knave Aeronáuticos, XV Lirio y hoy. 

Quedan dos semanas para comenzar la fase decisiva de la liga, que se cerrará tras dos meses intensos en febrero y marzo. Volvemos a estar entre los grandes de la categoría. Para competir con ellos hay que estar en plena forma. Y eso pasa por entrenar duro entre semana, competir a tope y disfrutar del rugby.