Por José Ramón Quesada

El Sanitas Alcobendas Rugby D ha vencido en su visita al Tasman de Boadilla por 19-24.

Los antecedentes de este partido no nos eran propicios, ya que nos habían ganado en Las Terrazas en la primera fase por un claro 12-44 y se estaban jugando la posibilidad de ascender a 1ª regional. Y nosotros llegábamos con dos derrotas seguidas ante equipos de la parte baja de la tabla.

Cuando casi no había comenzado el domingo, y desde luego el sol aún no calentaba, nos plantamos en Boadilla ya que nos habían fijado el partido para las 9 de la mañana. Me explican los responsables del Tasman, que llevan en ese horario todo el año, ya que el omnipresente fútbol acapara el campo el resto del fin de semana.

Medio dormidos saltamos a calentar, que buena falta hacía. Y medio dormidos empezamos el partido cediendo en los primeros minutos el dominio lo que aprovecharon para hacer un primer ensayo en el minuto 7. 7-0 

Tras ese golpe inicial, nos despertamos y empezamos a hilvanar nuestro juego, pero sin profundidad. La constante interrupción a la que nos condenaba los números golpes pitados a ambos equipos, nos impedía la fluidez. En uno de nuestros ataques con la línea, nos interceptan un pase y se van solos hasta la marca. Por suerte, la presión les obliga a esquinar el ensayo y dificulta la patada de transformación. El marcador se sitúa en 12-0 en el minuto 20.

Solo tardamos 3 minutos en empezar a poner las cosas en su sitio. Fases y fases continuadas para conseguir arrinconarles y permitir que Viorel Chelaru “Vio” alcanzara la primera marca. Pablo Ruiz completaba la jugada y ponía un 12-7 que nos metía en el partido. 

Otros 3 minutos después, los mismos protagonistas nos darían la delantera en el marcador con otro ensayo transformado. 12-14 minuto 26

El resto de la primera mitad no cambiaría el resultado. Tanta interrupción impedía que se jugara mucho tiempo. Se pitaron 20 golpes en cada tiempo, repartidos casi por igual para los dos equipos. El Tasman no quiso jugarlos a touche (solo sacaron 3 en todo el partido, por las 17 nuestras)  pero chocaban con nuestra defensa y no ganaban metros. Tuvieron más balones que nosotros ya que nos ganaron varias melés simplemente porque se dejaban ir y el árbitro nos pitaba empuje previo. En cualquier caso, ningún equipo sacó fruto de esas ventajas.

El comienzo del segundo tiempo siguió con la misma tónica, dominio nuestro del campo pero sin llegar a su marca. Hasta que, en el minuto 54, tras varios golpes seguidos en su 22, nos conceden el ensayo de castigo, y les sacan una tarjeta amarilla. 12-21.

Parecía que se nos ponía la cosa de cara, pero se torció 4 minutos más tarde con una tangana en la que solo se vio el golpe dado por Sabrido, que se llevó la tarjeta roja, igualando el número de jugadores en el campo. 

Seguimos dominando el campo, y empezamos a economizar fuerzas, sabiendo que tendríamos que jugar en desventaja. Por ello, en un golpe centrado que dispusimos, preferimos tirar a palos que buscar el ensayo del bonus. Pablo Ruiz volvería a acertar para alejarnos un poco más en el marcador 12-24. Quedaban aún 20 minutos.

Recuperaron al jugador que tenían de menos, justo a tiempo para irse por el ala izquierda y alcanzar su tercer ensayo y transformarlo. 19-24. Era el minuto 63, se ponían a tiro e iban a tener superioridad. Había que trabajar duro.

Y se hizo. Nuestra defensa no solo aguantó, sino que pudimos darles algún susto más. Ante los numerosos golpes pitados, el árbitro estimo que debía equilibrar de nuevo las fuerzas y sacó otra amarilla al Tasman por falta reiterada, por lo que se quedaban también con catorce hasta el final. Aún tuvimos fuerzas para acabar el partido en su campo y evitar sustos finales. 

Hay que destacar hoy el compromiso de todos los que madrugaron para darnos esta victoria, pero especialmente a Alfredo Medina “Sivi”, al recuperado Luke, y al damnificado Octavio, que tiraron del equipo durante todo el partido. Y a Enrique Sánchez “Risi” que estuvo muy listo en varias jugadas ganando el balón en momentos críticos.

Con esta victoria volvemos a ser cuartos en la clasificación, superando a Aeronáuticos que es nuestro próximo rival. Ya les ganamos en la primera fase 39-36, pero en su campo será otra cuestión. Si conseguimos vencerles, aseguraríamos ese cuarto puesto con él que mejoraríamos el 6º del año pasado. Ese es el reto que nos queda. Trabajemos esta semana para lograrlo.