El Sanitas Alcobendas Rugby B ha cerrado su participación en la Liga de División de Honor B logrando el objetivo de la permanencia. La dificultad y el desarrollo de la segunda categoría del rugby nacional contrasta con la realidad del equipo de desarrollo del club que cada año hace esfuerzos extraordinarios para mantenerse al nivel de exigencia. 

El filial granate ha logrado el objetivo pero no ha sido fácil. Los de Carlos Bravo han concluido décimos del grupo C con 43 puntos. Alcobendas presenta un récord de 8 victorias y 14 derrotas y ha anotado un total de 392 puntos por 573 encajados. En la faceta ofensiva el Sanitas Alcobendas Rugby B ha anotado 51 ensayos donde destaca la aportación de Luis García Tasich con 8 conquistas. 

Carlos Bravo reflexionaba sobre la temporada: “Que iba a ser una temporada complicada lo sabíamos antes de empezar, no porque nuestro potencial fuera bajo, sino porque el resto de los equipos estaban construidos para luchar por los Play Off y aparte de los tres equipos que iban a ser, sin duda, fuertes como Ciencias de Sevilla, CRC y Liceo Francés, había otra serie de equipos como Jaén, Almería, Industriales, Cáceres y Arquitectura, que se habían reforzado bastante y que iban a ser rivales de mucho calado.

El calendario tampoco ayudaba demasiado ya que en los inicios de temporada nos enfrentábamos a los más fuertes, de hecho hasta la cuarta jornada no conseguimos sumar ni un solo punto en la clasificación, pero era cierto que lo peor ya había pasado. Quizás ese momento fue el más crítico porque llegaron cuatro derrotas más seguidas contra rivales que deberíamos haber sumado más puntos. Especialmente dos derrotas en casa contar dos rivales directos como Cisneros y Olímpico, pero sí que conseguíamos sumar algún bonus defensivo e incluso ofensivo como el que hicimos en Cáceres y los resultados eran ajustados lo que nos daba una futura ventaja en el caso de tener que decidir la clasificación por el goal average.

Muchos de estos traspiés eran fruto de la falta de madurez, porque el equipo daba muestras de entender y saber desarrollar el sistema de juego y además todos estábamos convencidos de nuestra calidad, simplemente era una cuestión de confianza y en algunos casos era una cuestión física de luchar contra gente más formada, entrenada y más fuerte que nosotros. Pero el grupo no desistió y seguimos luchando llegando a la recta final aún con posibilidades de salvación, conseguimos abandonar la última plaza y en la última jornada eludimos también la promoción, lo cual ha sido una alegría inmensa para todos porque consideramos que era lo justo.

En la segunda vuelta el equipo había cogido más confianza y no pudimos empezar mejor que con una victoria contra Arquitectura y a partir de aquí fuimos para arriba a pesar de algún momento desolador como fue el desplazamiento a Sevilla con 17 jugadores. Son momentos que te hacen replantearte si merece la pena, pero esto se superó y hemos finalizado sumando puntos en las 7 últimas jornadas y con victoria en las cuatro últimas. Lo que indica que los jugadores han hecho un esfuerzo muy importante”.

Uno de los hombres fuertes del Sanitas Alcobendas B es Javier Caso de los Cobos. El pilier granate decía: “Terminamos la tercera temporada en la división de plata del Rugby español. El nivel de esta liga , cada vez más profesional y exigente por lo que año tras año más duro se ha puesto para nosotros. Siendo sólo dos equipos B en la liga. La temporada se nos ha complicado más de lo esperado. Muchos de los problemas cosecha propia por la mala gestión y por momentos la falta de confianza, que tardamos tiempo en despojarnos de ella”.

Y es que como Carlos Bravo y Javier Caso de los Cobos reconocen no ha sido una temporada sencilla. Reconocía el técnico granate: “Creo que el punto clave es en el inicio de la segunda vuelta el partido que se nos escapa en Almería. Aprendimos mucho de la derrota. Comprendimos que cuando jugamos al 100% todos podemos batir a cualquiera. También nos dimos cuenta que no podíamos relajarnos ni un minuto, que teníamos que manejar el tempo del partido y adquirir un poco más de veteranía. A partir de aquí hicimos un partidazo en casa contra Liceo Francés y ya hemos sumado puntos en todos los partidos. Era sobre todo una cuestión de confianza y de creer en nosotros mismos.

Otro de los puntos fuertes fue que durante el parón de División de Honor A en febrero pudimos contar con algún jugador importante del A que aportaron muchísimo y hay que destacar que se sumaron al grupo con humildad, trabajando y luchando como el que más. 

Pero no olvidemos que en los dos partidos contra rivales directos como fueron Cisneros y Cáceres no sólo no contamos con jugadores del A sino que tuvimos que ceder alguno de nuestros jugadores, dada la epidemia de lesiones en el A. Estos partidos se ganaron y quedó una bonita rúbrica con el último partido de la temporada en casa contra Cáceres donde el equipo estuvo brillante en todos los aspectos”.

Y es que la permanencia del equipo en la división de plata es algo estratégico para el club. El desarrollo de los jugadores que den el salto a la máxima categoría es no se concibe sin un equipo que permita la transición adecuada para los jóvenes que llegan de la Academia KREAB. Carlos Bravo decía: “Esta opinión es muy personal, pero yo no creo en permanencias, ascensos o descensos, creo que cada uno debe jugar en la categoría que se haya merecido, eso sí, estoy convencido que nuestro equipo B merecía seguir en División de Honor B. Para el Club pienso que es interesante tener un equipo en esta categoría ya que puedes ofrecer una competición de calidad a los jugadores de la cantera que quieran poner más dedicación al rugby, y además, ofreces a los jugadores que vienen al primer equipo la oportunidad de competir a buen nivel cuando no estén convocados para el A”.

Y es que el filial granate debe seguir creciendo y ahí Bravo nos decía: “Creo que sería interesantísimo que directivos, técnicos y jugadores lo sintieran y lo hicieran funcionar como un verdadero equipo. Esto es muy complejo ya que no siempre puedes contar con los mismos jugadores, y principalmente porque entre los jugadores hay mucha diferencia de intereses. Hay algunos que trabajan para estar en el primer equipo, otros que se lo toman en serio pero el rugby no es su prioridad, otros con serios problemas laborales para entrenar, y así es difícil vivir el día a día.

Sería necesario homogeneizar esto con más chicos que vengan de la cantera con ganas de hacer buen rugby, conscientes de que jugar en el A requiere mucho sacrificio pero que tienen una buena oportunidad de competir a buen nivel y de buscar una rampa de lanzamiento para el A.

Tenemos que ser conscientes de que en la plantilla de 32 jugadores del A sólo hay 3 jugadores de la cantera de Alcobendas, y sólo dos han participado con cierta asiduidad en los partidos. Y conste que esto no es un mal dato, esto sólo confirma que el A es un ente profesionalizado en busca de títulos para el Club, la Ciudad y la Comunidad de Madrid, y esto es positivo. Pero también deberíamos tomar nuestro equipo B de alguna manera como un equipo clave del Club donde  el sentido de pertenencia que tienen sus jugadores debería ser correspondido por técnicos, directiva y socios”.

Ahora, con la satisfacción del trabajo bien hecho es tiempo para disfrutar. Javier Caso de los Cobos concluía: “Solo puedo decir cosas buenas de este equipo, un equipo joven repleto de jugadorazos que nunca se han dado por vencidos, que han ido creciendo cada partido,El respeto a la camiseta y el no defraudar al que tienen al lado, han permitido salvar la temporada con un final sobresaliente y demostrando que hay nivel más que de sobra. Por último también quiero agradecer a los jugadores del primer equipo que han jugado con nosotros, que han demostrado liderazgo con hechos y no palabras luchando por un escudo. A Carlitos, capitán del equipo por estar detrás de este equipo día a día recordándonos los objetivos y la única forma de conseguirlos (entrenando). Mencionar la labor de Carlos , David , Ramón que nunca dejaron de confiar y son gran parte de este mérito. En definitiva GRACIAS a jugadores, entrenadores , físicos , aficionados, cantera…. GRACIAS ALCOBENDAS RUGBY”

Carlos Bravo concluía: “Gracias, y por supuesto que ahora toca apoyar al Primer Equipo y afrontar con ilusión renovada la Copa de Madrid, en la que competiremos con el Equipo B, ya que las fechas creo que coinciden con la final de Copa del Rey y semifinales de los Play Off por la liga de DHA.

A ver si con un poco de suerte el equipo B aporta también algún título esta temporada.

Por último agradecer de corazón el esfuerzo de técnicos, directivos, socios, patrocinadores y todos los que hacen que esto sea posible, pero sobre todo a los jugadores por el grandísimo esfuerzo que han hecho y por su actitud, especialmente, en los momentos más complicados”