El Kreab Alcobendas Rugby Sub16 granate se proclamó Campeón de España de la categoría en el  campeonato celebrado este fin de semana en los campos Pepe Rojo de Valladolid.
 
Los Granate se convierten así en el primer equipo de la historia de la Academia KREAB Alcobendas Rugby  (sub-14, sub-16 y sub-18) en alzar el trofeo de campeón de España y completan una temporada perfecta tras ganar la Liga hace un par de semanas. Doblete histórico (triplete para seis jugadores del equipo que se proclamaron también Campeones de España de Selecciones Autonómicas hace dos meses).
 
Alcobendas venció al Ciencias de Sevilla (campeón de la liga andaluza) por 38-0 en el primer partido de su grupo, al U. Vigo (campeón de la liga gallega) por 47-0 en el segundo partido y a CP Les Abelles (campeón de la liga valenciana) por 21-3 en el último partido de la fase de grupos. En la final, disputada contra el CR Sant Cugat (campeón de la liga catalana e invicto durante toda la temporada), Alcobendas se impuso por 24-13.
 
Los sub-16 de Alcobendas anotaron 130 puntos con 19 ensayos a favor (en un formato de partidos de tiempo reducido) y recibieron 16 puntos con sólo un ensayo en contra. Alcobendas ha sido el dominador de la temporada y del campeonato de España y el justo vencedor de la categoría.
 
Alcobendas empezó flojo los primeros 8 minutos contra Ciencias de Sevilla cometiendo fallos inusuales (incluido la petición de un “mark” en la línea de 40 que pasará a la hemeroteca) debido a los nervios, pero en cuanto el equipo se calmó desarrolló un juego a la mano en el que el balón volaba y se anotaron seis ensayos. Partido razonablemente tranquilo contra el U. Vigo (que obtuvo el premio a su esfuerzo y buen hacer con la participación en el torneo cerrado) y partido complicado contra Les Abelles (un rival muy bueno que juega muy bien al rugby) en el que los nuestros perdían por 0-3 al descanso. Pero el aviso y el ir por debajo en el marcador despertó a la máquina de jugar y se anotaron 21 puntos seguidos.
 
En la Final los nuestros volvieron a empezar perdiendo 0-3 pero a partir de ahí, poco a poco, con continuación y dominio de las fases estáticas Alcobendas mantuvo una ventaja razonable que supo mantener hasta el final ante un rival que jugaba mucho y bien. Guille Boland estuvo perfecto con las patadas sin fallar una ni en la semifinal ni en la final a pesar de que la mayoría fueron muy difíciles con el balón pegado al lateral de banda. De auténtico profesional. Pitido final y campeones indiscutibles.
 
Mención especial para los entrenadores que hicieron jugar a todos los jugadores todos los partidos (incluida la final) a pesar de que el marcador no estaba cerrado. El equipo se ha manejado como eso, como un equipo, y ha mantenido el espíritu del rugby incluso en los momentos en que la presión por ganar podía haber superado la necesidad de comportarse como hay que hacerlo en este deporte. Al final la victoria ha sido, precisamente, el reflejo de comportarse como un equipo. 
 
Durante la temporada 35 jugadores han participado con el Granate en alguna ocasión de los cuales 25 han anotado al menos algún ensayo con lo que sólo cabe hablar de jugadores titulares en el campo y jugadores titulares en el banquillo (de hecho han sido intercambiables durante la temporada). 
 
La segunda mención especial corresponde a Carlos Boedo (jugador importantísimo, tercer máximo anotador de la temporada con 17 ensayos), que se lesionó el jueves por la tarde a cinco minutos de terminar el último entrenamiento previo al viaje en lo que parecía una rotura de tobillo. Ciertas especies de elefante tienen un tobillo más fino que el que el mostraba cuando se subIó (más bien le subieron) con muletas y el pie semi escayolado al autobús para el viaje. Dos días más tarde ni escayola, ni vendaje, ni muletas y jugó la segunda parte de la Final como si aquí no hubiese pasado nada. Nadie se lo quería perder. Y si se quiere se puede. 
 
Y la última mención especial se refiere a la Jugada del Torneo para Alcobendas. No fue el típico ensayo a la carrera tras tres pases rápidos como ha sido la norma durante el año. Ni una jugada de las habituales de Santi (30 ensayos en la temporada, probablemente el mayor anotador del país durante el año), Luis (24 ensayos en el año), ni una jugada ofensiva de delantera (que ha habido muchas). La mejor jugada fue la defensa de todo el equipo a Les Abelles en el descuento del primer tiempo con el equipo perdiendo 0-3 y con el equipo valenciano volcado a un par de metros de nuestra línea de marca. Primero Potel y luego el equipo entero pararon a los valencianos en un ensayo que parecía cantado con todo el equipo sacrificándose y culminado con una pesca de Monchi en el ruck que forzó el golpe de castigo a nuestro favor. La defensa y el equipo gana campeonatos. Y así fue. De haber anotado Les Abelles bajo palos en el descuento la historia podría haber sido distinta. Pero no lo fue. Y la segunda parte ya mostró de lo que es capaz el equipo.
 
El equipo ha completado una temporada que podrá ser igualada pero no superada y que pasa a la historia del club. Campeones de Liga y Campeones de España. Invictos durante toda la temporada con 20 partidos oficiales ganados (además de los amistosos) y 0 perdidos (los equipos que juegan en la liga de Madrid ocuparon 7 de las 10 primeras posiciones del Torneo de Rendimiento, lo cual da una idea del nivel del campeonato autonómico que Alcobendas ha dominado de principio a fin). 1.049 puntos a favor (más de 1,000 puntos en una temporada de 20 partidos incluyendo cuatro en formato corto!) y 83 en contra para un resultado medio de 52-4 (incluidos los partidos en formato reducido).
 
170 ensayos a favor por 12 en contra. Todos los partidos de Liga ganados con bonus ofensivo más dos del campeonato de España (tan sólo en la semifinal y final, en formato corto, se pudieron anotar “sólo” tres ensayos por partido). Y lo más importante, en toda la temporada el equipo no ha permitido a ningún rival, en ningún partido, anotar ningún bonus ni ofensivo ni defensivo.
 
Han sido, realmente, Los Invencibles, especialmente teniendo en cuenta el nivel de los rivales con los que han jugado que no sólo eran buenos sino que algunos eran especialmente buenos (de no haberlo sido no hubiesen llegado a participar en el campeonato), llevaban toda la temporada invictos y habían sido los campeones de sus diferentes ligas autonómicas.