Lexus Alcobendas Rugby derrotó en este quinto fin de semana a UBU Colina Clinic por 18 a 24. Con la victoria sin bonus los granates suman 4 puntos y, a la espera de los resultados del domingo, lideran la clasificación de la División de Honor. Con este, los de Inchausti suman cuatro triunfos en la Liga frente a tan solo una derrota.

La quinta jornada comenzó plomiza para Lexus Alcobendas Rugby. El equipo no saltó al césped de San Amaro con excesiva inspiración y se dejó dominar por las ofensivas del rival durante los primeros minutos.  Los locales enseguida abrieron el marcador con la transformación de un golpe de castigo y colocaron su 3 a 0 en el luminoso en el minuto 12. El conjunto burgalés continuó presionando a los granates, pero estos no tardaron en responder al golpe. Apenas unos minutos después, los de Inchausti anotaron el primer ensayo del partido y la patada de transformación pasó entre los palos para poner a Lexus Alcobendas Rugby por delante en el marcador.

Las gradas de San Amaro rugían apoyando a sus jugadores cuando el colegiado decretó de nuevo un golpe de castigo contra los granates. Con cabeza fría, los locales prefirieron obtener otros tres puntos antes que jugar desde el lateral y se colocaron un punto por debajo. Lexus Alcobendas Rugby tomó entonces la iniciativa y comenzó un juego más ofensivo, pero no fue hasta estar el tiempo cumplido que consiguieron anotar un nuevo ensayo transformado.

La segunda mitad comenzó con un luminoso de 6 a 14 y parecía que el XV madrileño había tomado las riendas. Pero, nada más lejos de la realidad, empezó entonces un intercambio de estocadas entre las dos escuadras que llevaron el marcador a un 13 a 21. La lluvia caía incesante sobre el césped de San Amaro y los locales defendían pacientes y precisos, buscando el fallo granate. Y entonces llegó el error. Con escasos minutos de diferencia, un placaje peligroso y otro en el aire dejaron a los de Inchausti con 13 jugadores sobre el campo. La oportunidad era suculenta y UBU Colina Clinic no la desaprovechó. Los locales se colocaron a tan solo tres puntos a falta de 10 minutos para terminar el encuentro y el partido dio un vuelco. Conscientes de la urgencia de poner distancia en el marcador, Lexus Alcobendas Rugby optó por castigar con tiro a palos los golpes del rival y sumó tres puntos más.

Pero los minutos corrían y Burgos aún acariciaba la posibilidad. La idea de ganar su primer encuentro frente a uno de los gallos de la clasificación arraigó entre los jugadores. La lluvia y los locales arreciaban en la línea de 22 granate, dispuestos a no hacer prisioneros. Con el tiempo ya cumplido, los errores de Lexus Alcobendas permitían a UBU Colina Clinic mantener la posesión, golpe tras golpe. La defensa visitante cerró filas ante las embestidas burgalesas. Una tras otra, hasta que llegó el fallo y los de Las Terrazas pudieron suspirar de alivio. El colegiado puso fin al sufrido partido y los de Inchausti celebraron la trabajada victoria.

Pincha aquí,para ver el acta del partido.

Por su parte, el Emerging salió también victorioso de su quinta jornada en la Liga Nacional s23. Los granates lograron imponerse a la escuadra de Burgos con un resultado visiblemente más holgado: 5 a 39. De esta manera suman 5 puntos en la clasificación y encaran ya su siguiente encuentro frente a VRAC Quesos Entrepinares.

Pincha aquí, para ver el acta del partido.