Estimados Socios.

Como es conocido de todos, por razón de la crisis sanitaria mundial derivada de la pandemia conocida como COVID-19, y en cumplimiento de las medidas dictadas por el gobierno, nos vimos obligados a aplazar “sine die” la convocatoria de la nuestra Asamblea General prevista para el pasado 20 de marzo de 2019.

Hasta la fecha, la Junta Directiva que presido ha venido actuando en funciones a la espera de que las medidas de confinamiento y prohibición de reuniones fuesen levantadas y poder celebrar la Asamblea en la que se eligiese y proclamase la nueva Junta Directiva.

Lamentablemente, esta situación se ha visto prolongada por más de dos meses y, de momento, parece que las limitaciones a reuniones van a continuar en vigor.

Este aplazamiento, que en un principio parecía lo prudente, dado que contábamos con el tiempo suficiente para volver a convocar la Asamblea, está empezando a generar al club algunos problemas operativos, en el orden de tramitación de subvenciones, elaboración de presupuestos y renovaciones de pólizas de crédito bancarias, amén de la necesaria legitimación de la Junta entrante para acometer una temporada que, en el escenario actual, no se presenta fácil.

Es por ello que, he decidido, como Presidente del Club, hacer uso de la prerrogativa recogida en el RDL 8/2020, art 40.2; dictada para el manejo de las sociedades y asociaciones en estos tiempos de crisis, y que, literalmente establece lo siguiente:

Artículo 40. Medidas extraordinarias aplicables a las personas jurídicas de Derecho privado.

2. Aunque los estatutos no lo hubieran previsto, durante el periodo de alarma, los acuerdos de los órganos de gobierno y de administración de las asociaciones, de las sociedades civiles y mercantiles, del consejo rector de las sociedades cooperativas y del patronato de las fundaciones podrán adoptarse mediante votación por escrito y sin sesión siempre que lo decida el presidente y deberán adoptarse así cuando lo solicite, al menos, dos de los miembros del órgano. La misma regla será de aplicación a las comisiones delegadas y a las demás comisiones obligatorias o voluntarias que tuviera constituidas. La sesión se entenderá celebrada en el domicilio social. Será de aplicación a todos estos acuerdos lo establecido en el artículo 100 del Real Decreto 1784/1996, de 19 de julio, por el que se aprueba el Reglamento del Registro Mercantil, aunque no se trate de sociedades mercantiles.

De tal forma, voy a solicitar de todos los socios la votación y ratificación, en su caso, de los siguientes acuerdos que deberían ser tomados en Asamblea, sin que por ello se tenga por hecha la Asamblea, que será convocada cuando la situación lo permita; y sobre los cuales recibiréis información y metodología de voto en los próximos días.

1.- Notificación y Proclamación de la nueva Junta Directiva. Se remitirá la composición de la misma al haberse presentado una única candidatura.

2.- Autorización al Presidente para la renovación de la póliza de crédito suscrita por el club. Instrumento que es indispensable para garantizar el flujo de caja y paliar los déficits puntuales de tesorería.

En próximos días recibiréis una comunicación estableciendo la mecánica y plazos de votación, incluida la autenticación de los votantes; anticipándoos que, en cualquier caso, deberán cumplirse las condiciones estatutarias que regulan el derecho al voto en nuestro club y que tendrán derecho a voto aquellas personas que ya fueron recogidas en los censos remitidos.

Os agradezco enormemente, en nombre de toda la Junta Directiva, vuestra colaboración y comprensión. 

Fdo. Luis Ignacio Ardila Jiménez

Presidente CDB Alcobendas Rugby